prenda

Presta Prenda, una solución de Banco Azteca

Cuando tienes una emergencia y necesitas dinero a la de ya, y no hay tiempo para que pidas un préstamo o ya tienes uno y no puedes obtener otro, la siguiente opción podría ser ir a visitar la casa de empeño. Llevar esas joyas que jamás vas a volver a usar, pero que guardas por su valor sentimental y nominal también. La misión es ponerlas en manos de un prestamista para que te dé el dinero que tanto te urge.  Eso sí, el dinero que te van a dar no es mucho, el interés es alto y las probabilidades de que no le vuelvas a ver la cara a las joyas de tu cofre del tesoro son muy altas.

Una mejor opción es ir a un banco. En este caso Banco Azteca tiene un buen servicio de crédito prendario llamado “Presta Prenda”. Con ellos puedes dejar tus cosas a salvo, las guardarán en su bóveda, y además las asegurarán contra cualquier eventualidad. La protección adicional cuenta y mucho. Lo mejor de todo es que una institución bancaria tiene que regirse a los estándares bancarios normales, por lo que el interés no va a ser excesivo, el dinero que te van a dar es más y tienes mejores oportunidades de recuperar tus cosas.

Presta Prenda de Banco Azteca vs una casa de empeño tradicional

Banco Azteca te va a prestar dinero por tu prenda, ésta debe ser de oro, minimo 8 quilates. Ellos te hacen un avalúo gratuito, y no te genera ningún compromiso el hacerlo, así que si no te parece la cantidad que te van a dar, pues simplemente no dejes tu prenda con ellos. Por otra parte los intereses son mucho mejores que en una casa de empeño tradicional, con un CAT de 37.6%. Eso sí, si no cumples con los plazos, el CAT se vuelve de 155.62%.  Pero no te preocupes, si no puedes pagar, la prenda cubre el crédito, por lo que tu récord no se mancha.

Te puedes aventar un crédito de hasta 4 semanas, pero lo puedes ir extendiendo hasta 999 semanas. Sabemos que es muchísimo tiempo, pero siempre y cuando pagues los intereses puntualmente cada semana, puedes seguir así indefinidamente hasta que logres sacar tu prenda del banco. Los préstamos comienzan desde los $150 y no te cobran comisiones.  Tú decides cuando abonas a capital y eso te da la oportunidad de ir pagando a tu ritmo, siempre y cuando vayas pagando los intereses.

¿Te cambiarías a Banco Azteca?

Pero ¿y qué pasa si ya empeñaste tus joyas? Si no estas conforme con la casa de empeño en la que dejaste tus prendas y quieres cambiarte a Banco Azteca, ellos te ayudan a hacerlo de forma muy sencilla.  Todo lo que tienes que hacer es presentar el recibo de tu prenda actual al banco.  Ellos la recuperan por ti y te pueden bajar los pagos y el interés.

Lo más interesante de esto es que si donde tenías tu prenda te dieron una cantidad, digamos, poco justa, Banco Azteca te completa la diferencia para que tengas siempre la cantidad más adecuada a cambio de tus prendas.  ¿Te irías con ellos? Comenta y comparte.