consejos para cuidar tu dinero

5 tips para cuidar tu dinero

No es cuestión de números es cuestión de actitud y buenas costumbres. Muchas veces nos preguntamos ¿en qué me gasto el dinero? o ¿por qué no me alcanza para fin de mes? La respuesta a tus preguntas está en tus malos hábitos, pero no te preocupes que para todo en esta vida existe una solución y si estás buscando la forma de cuidar tu dinero y hacerlo rendir, te damos una serie de consejos que te permitirán cumplir con este cometido. 

Consejos para cuidar tu dinero

Hay que decir que se puede tratar de todo un reto emocional y psicológico que sin duda no será fácil de superar, pero que con perseverancia y una actitud positiva se puede conseguir. Anímate a darle un giro de 360 grados a tus finanzas a través de estas sencillas pautas:

1. Compras innecesarias

La primer estrategia es la más obvia de todas, pero no la más fácil de llevar a cabo. Un punto básico a tomar en cuenta es no realizar compras de cosas que no necesitamos. Muchas veces nos guiamos por nuestras emociones y acabamos gastando demás, para evitar este tipo de situaciones, encuentra tu motivación ¿por qué te gustaría ahorrar más? ¿cuál es la razón de querer mejorar tus finanzas? Cada vez que quieras hacer compras innecesarias piensa en esta motivación.

Otra cosa que puedes hacer para cuidar tu dinero es reducir gastos al máximo, por ejemplo cuando vayas al supermercado puedes adquirir productos de marca blanca, comprar packs de ahorro, no ir con hambre, comprar solo lo que vayas a comer, entre otras cosas que te podrán ayudar a disminuir mucho más los gastos del día a día.

2. Controla tus expectativas

Siempre habrá algo más que quieras comprar, algo mejor que quieras poseer, nunca estarás satisfecho. ¿Por qué no cambiar la mentalidad y ver el lado positivo de lo que ya tenemos?

Por supuesto con esto no queremos decir que vivas en la miseria ni mucho menos, simplemente se trata de estar satisfecho con lo que has logrado hasta ahora, valorar lo que has conseguido a través de tu trabajo y esfuerzo para después ser feliz y alcanzar tus metas. Recuerda que puedes tener lo que quieras pero no puedes tenerlo absolutamente todo, recorta tus gastos e invierte en lo que realmente es importante para ti y tu familia.

3. Realiza una actividad que disfrutes

Muchas veces gastamos dinero cuando tenemos “tiempo libre”. ¿Que hacemos un domingo por la tarde cuando no tenemos trabajo ni compromisos? ¡Ir la centro comercial o al súper! Error, esto es siempre un riesgo a la hora de querer cuidar tu dinero, puesto que terminas gastando demás.

¿Por qué no en lugar de gastar dinero realizas algún hobbie que te apasione? Sabemos que hay hobbies que pueden implicar un gasto, sin embargo, puedes encontrar alguno que sea económico como jugar algún deporte, como fútbol o basketbol Todo se trata de ajustar presupuestos y saber gastar las cantidades adecuadas. Tómate tu tiempo y analiza que tipo de actividades te gustaría realizar en tu ratos libres, incluso puedes aprovechar y compartir tu pasión con amigos y familia, disfrutando así de tiempo de calidad con ellos.

4. Ahorra para el futuro

Para cuidar tu dinero es necesario ahorrar. Fija una cantidad al mes y se disciplinado, la constancia es la clave. sobre todo ten cuenta oportunidades como becas para las escuelas de los niños o apoyos del gobierno para ahorrar en cuestiones que pueden implicar un gasto fuerte en tus finanzas, como la compra de una casa.

Por otra parte te recomendamos ahorrar para cuando te retires, debes tomar en cuenta que para ese momento estarás en una etapa mucho menos productiva y si ahora tienes la posibilidad de ir ahorrando tus ingresos, ¡no dudes en hacerlo! Tu yo del mañana te lo agradecerá.

5. El cambio lo puedes hacer solo tú

No hay excusas, no puedes culpar a nadie más de tu situación económica. Entendemos que muchas veces las circunstancias no ayudan, pero solo está en ti cambiar y hacerte responsable de tus acciones.

Definitivamente no puedes esperar a que alguien mas te ayude, toma la decisión desde hoy para invertir, ahorrar o saldar tu deudas. Solo tu tienes la capacidad de hacerlo y con ello realizar un cambio positivo en tus finanzas personales.